A menos sol, más asma infantil

Niños en la playa

Son ya varios los estudios que indican que la falta de vitamina D, que se absorbe principalmente gracias al sol, agravaría el asma y la alergia. Ahora, investigadores españoles comprobaron que los niños que viven en ciudades frías y húmedas, en las que las horas de luz solar son limitadas, tienen más riesgo de asma que los que viven en zonas más soleadas, herramientas como la estaciones metereológicas caseras que se pueden encontrar en algunas webs de internet nos ayudarán siempre a tener un conocimiento de las condiciones climáticas de nuestra ciudad.

Una exposición prolongada al sol puede ocasionar cáncer, pero evitar sus rayos es también peligroso. Tiene que haber un equilibrio entre pros y contras, explicó Alberto Arnedo-Pena, epidemiólogo en el Centro de Salud Pública de Castellón y autor principal de la investigación, incluida en el Estudio Internacional sobre Asma y Alergias en la Infancia (ISAAC), que lidera Luis García Marcos de la Universidad de Murcia.

La investigación, realizada en más de 45.000 niños y adolescentes de nueve ciudades españolas y publicada en el International Journal of Biometeorology, señala que las condiciones climáticas, sobre todo la radiación solar, explican en muchos casos la alta variación geográfica en la prevalencia de asma en España.

Sus resultados confirman que en las zonas donde hay menos sol y más humedad, como en el norte de España, hay más niños con asma.

Aunque son necesarios más estudios sobre el tema –la hipótesis apenas tiene cinco años–, está claro que una exposición media al sol es importante para la asimilación de la vitamina D, un compuesto que cada día adquiere más importancia en la prevención de enfermedades como el asma, la tuberculosis u otras enfermedades infecciosas, subraya Arnedo-Pena.

Fuente: Sinc.