Alergia a la vendimia

uvas

Trabajar en la vendimia puede provocar alergia y asma debido al polen de las quenopodiáceas, unas malezas que rodean las viñas. Estas plantas también pueden encontrarse junto a los caminos y  carreteras y en la proximidad de los cultivos de melón.

El Hospital General de Ciudad Real está tratando a una media de diez trabajadores de la vendimia cada día. Francisco Feo Brito, jefe de Alergología de este hospital considera que

es tal el grado de afectación entre el grupo de personas que trabajan en el campo, que podíamos hablar de una auténtica alergia a la vendimia y considerar el asma producido por estos pólenes como una enfermedad profesional.

Las quenopodiáceas son plantas de climas secos y debido al cambio climático se están extendiendo cada vez más. La alergias que provocan duran hasta el mes de octubre, pero el momento de mayor concentración de polen suele producirse en la segunda quincena de septiembre.

Según el doctor Feo Brito los síntomas de la alergia a la vendimia son:

rinoconjuntivitis, en forma de picor de ojos y nariz, lagrimeo, estornudos, secreción nasal abundante, bloqueo nasal y picor faríngeo o del velo del paladar.

Fuentes: La Tribuna y Dr. Francisco Feo Brito. Foto: Donovan Driver/Creative Commons.