Alice Cooper, un rockero asmático

Cuando el otoño llegaba a Michigan, el pequeño Vincent Damon Furnier sufría ataques de asma. Y al llegar el invierno, sufría por no poder participar en las batallas de bolas de nieve. Por eso, su familia se trasladó a la soleada Arizona.

Con el tiempo, aquel niño se convertiría en una estrella del rock y cambiaría su nombre por el de Alice Cooper.

En realidad ese era el nombre de su banda, Alice Cooper, precursora del heavy metal y del glam rock.

Alice Cooper nació el 4 de febrero de 1948.

Su padre era predicador, pero él ha hecho siempre gala de una fascinación por lo siniestro y lo teatral.

Alice Cooper convertía sus conciertos en verdaderos espectáculos, con sombríos maquillajes, guillotinas y sillas eléctricas.

Así aquel niño débil y asmático, que no podía jugar en la nieve llegó a simular que partía bebés a hachazos en sus conciertos, a filetear a una señora y a competir con Richard Nixon por la presidencia de los Estados Unidos.

Fuente: Asthma Blog.