Artemisia y ambrosía, peligros para la gente con alergia al polen

El Centro Europeo de Investigación de las Alergias (ECARF) recomienda la eliminación de las plantas de artemisia, así como las de ambrosía por considerarlas peligrosas para las personas alérgicas al polen.

A partir de finales de julio, muchas personas sufren de alergia al polen de un la planta llegada de América del Norte la ambrosía, cada vez más común en Europa.

Su polen, cargado de alergenos, puede desencadenar rinitis alérgica y asma en las personas alérgicas, y también provocar nuevos casos de alergia.

Por eso, varios países han creado agresivos programas para eliminar la ambrosía, con la esperanza de reducir la carga económica que provoca en el sistema sanitario. Berlín, por ejemplo, aspira a ser la primera capital europea libre de ambrosía, con la ayuda de los llamados scouts de la ambrosía.

Sin embargo, estas medidas suelen pasar por alto el hecho de que la ambrosía es sólo una parte del problema que se repite cada año para los que sufren alergia al polen:

Aquellos que advierten sobre la ambrosía también debe actuar contra otra planta estrechamente relacionada, la artemisia, dice el profesor Torsten Zuberbier, director del ECARF.
El polen de artemisia no sólo causa los síntomas de la fiebre del heno igual que la ambrosía, sino que también es cerca de nueve veces más común en nuestra región del mundo.
Además, las personas con alergia a la artemisia muy a menudo tienen una sensibilidad cruzada con la ambrosía, lo que significa que reaccionan tanto a la ambrosía y como al polen de artemisia. Por tanto, es también recomendable eliminar la artemisa, junto con la ambrosía, como medida de prevención de la alergia.

La ambrosía y su pariente europea

La ambrosía está en aumento en toda Europa, donde el cambio climático y el comercio internacional de mercancías facilita su propagación.

Alrededor del 15% de todos los alérgicos europeos ya están sensibilizados a la ambrosía.

Una sola planta de ambrosía produce hasta 60.000 semillas, que conservan su capacidad de germinar durante un máximo de 40 años y pueden liberar hasta mil millones granos de polen.

La planta de artemisia (Artemisia vulgaris), que es nativa de Europa, es de la misma familia y produce alergenos del polen que muestran 80% de similitud con los del polen de ambrosía.

Como consecuencia, los que son alérgicos a la artemisia también reaccionan a la ambrosía, y viceversa.

Fuente: ECARF. Foto: © European Centre for Allergy Research Foundation – ECARF.