Asma, posible consecuencia de los atentados del 11 de Septiembre

Nueva York, atentados del 11-S

Destrucción y muerte son las consecuencias más evidentes de los atentados del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York. Ahora parece que a todo ello hay que agregar el asma. Una investigación realizada siete años después de los ataques terroristas al World Trade Center (WTC) en Nueva York  encontró que los niños que asisten a la escuela primaria más cercana a la Zona Cero, informan de altas tasas de asma y obstrucción de las vías respiratorias.

Nuestro equipo de Stony Brook halló que los niños que viven cerca del WTC y estuvieron presentes en el momento de los ataques de 2001 reportan una mayor tasa de asma, que los que viven más lejos… dijo Anthony M. Szema,  profesor asistente de medicina y cirugía en SUNY, Facultad de Medicina de Stony Brook.

Esto puede indicar que las tasas más elevadas de nuevos casos de asma tras los ataques contra el WTC persisten, lo que sugiere que la nube surgida inmediatamente después de los ataques precipitó las enfermedades respiratorias crónicas.

Los mismos investigadores encontraron que un año después de los ataques 11-S  los niños asmáticos de cinco a doce años de edad que vivían cerca de Zona Cero en el momento de los atentados, mostraron signos clínicos de empeoramiento del asma, incluyendo una reducción de las tasas de flujo espiratorio máximo, mayor consumo de medicamentos contra el asma y más visitas al médico.

Además, se comprobó que los nuevos casos de asma entre los niños aumentaron en un 50% a raíz de la catástrofe.

…nuestros datos muestran que las tasas de asma en Chinatown siguen siendo más altas que entre otros grupos, 29% frente al 13% de  Nueva York. Nuestro estudio plantea la posibilidad de que los altos niveles de contaminación del aire pueden explicar el aumento de la incidencia de asma. Es posible que la exposición a diversas toxinas liberadas por los ataques al  WTC  acentuara el efecto de la posterior exposición a la contaminación atmosférica urbana.

Fuente: American Thoracic Society (ATS). Foto: Courtesy of the Prints and Photographs Division. Library of Congress.