Asma: tendrían más riesgo los niños nacidos en otoño

Un estudio no ha podido desvelar si infecciones virales de invierno causan el asma o son una manifestación de una predisposición al desarrollo de asma.

Los niños nacidos en los meses de otoño, antes de la llegada  frío y la estación de la gripe, pueden tener más probabilidades de desarrollar el asma infantil que los bebés nacidos en otras estaciones, según un nuevo estudio publicado en el American Journal of Respiratory and Critical Care Medicine.

Un equipo de investigadores dirigidos por Tina Hartert, director del Centro para la Investigación de Asma y la Salud Ambiental en la Universidad Vanderbilt, examinó los registros de más de 95.000 niños y sus madres en Tennessee.

Y encontró que el riesgo de asma infantil era más alto para los bebés que sufrieron de una infección de las vías respiratorias de muy pequeños y que los bebés nacidos en los meses otoño tenían un riesgo más alto de contraer estas infecciones.

El riesgo era el más alto para niños nacidos a comienzos de otoño, aproximadamente cuatro meses antes del pico de invierno. Las conclusiones de los investigadores sugirieron que estos bebés, concebidos en diciembre o enero, tienen un riesgo de desarrollar asma casi un 30% mayor que el resto.

Tina Hartert declaró a abc:

Aunque es difícil controlar el momento del nacimiento, el estudio sugiere que evitar la concepción en estos meses podría proporcionar beneficios a corto y largo plazo. Pero todavía, tenemos que demostrar que al prevenir estas infecciones respiratorias prevendríamos una enfermedad crónica.