Asma y obesidad infantil

Un estudio de la Universidad Estatal de Kansas ha encontrado una correlación entre la obesidad infantil y el asma.

Sara Rosenkranz, estudiante de doctorado en nutrición humana -quien llevó a cabo la investigación- encontró que los niños sanos con niveles altos de grasa corporal y niveles bajos de actividad física tienen mayores posibilidades de la estrechamiento de las vías respiratorias después del ejercicio.

Los niños inactivos y con sobrepeso están teniendo -incluso a la edad de 8 a 10 años- una respuesta negativa a pruebas de esfuerzo, lo que podría estar contribuyendo al aumento que hemos estado viendo en los últimos decenios en la prevalencia del asma así como la prevalencia de la obesidad, dijo Rosenkranz.

Rosenkranz ha trabajado con otros profesores y estudiantes para conseguir que 40 niños de 8 a 10 años de edad, participen en el estudio sobre el ejercicio.

Todos los niños estaban sanos, es decir, que ninguno tomaba medicamentos o tenía un diagnóstico o antecedentes de enfermedad aguda o crónica, incluida el asma.

Para el proyecto de Rosenkranz, los niños completaron pruebas de función pulmonar, una prueba de ejercicio que los médicos suelen realizar para determinar si los niños tienen asma, así como estudios de la composición corporal.

Los niños también respondieron a cuestionarios para determinar si eran activos o inactivos en comparación con los estándares de su edad, género y origen étnico.

Después de las pruebas de esfuerzo, se realizaron mediciones pulmonares (espirometría). Los investigadores descubrieron así que, cuanto mayor era el nivel de grasa corporal y menor el nivel de actividad del niño, más probable era que tuviera síntomas de tipo asmático después del ejercicio. De hecho, los niños presentaban mediciones pulmonares que muchos consideran que deben ser clasificadas como asma inducida por el ejercicio.

Fue muy interesante. Existe la idea de que es posible ser grueso y estar en foma en los adultos, pero realmente no se había estudiado detenidamente en los niños, dijo Rosenkranz. Eso es lo que impulsó la idea de esta investigación.

Al terminar el estudio, se envió un completo informe a los padres.

Es importante que los padres sepan lo que está pasando con sus hijos a una edad temprana, a fin de que puedan ayudar a detener el ciclo, dijo Rosenkranz. Es especialmente importante para aquellos niños que ya tienen sobrepeso y son muy inactivos físicamente.

Muchos de ellos podrían encontrarse ya en los primeros estadios del asma sin saberlo.

Tal vez no lo saben porque no hacen nada que pueda desencadenarlo, dijo Rosenkranz. Cuando se hace un diagnóstico de asma, es importante que el niño permanezca activo para evitar problemas de las vías respiratorias. Antes de este estudio, poco se sabía acerca de la función de la composición corporal y la actividad física en la salud de las vías respiratorias en los niños, dijo Rosenkranz. Al considerar la obesidad infantil, a menudo la función pulmonar no se toma en cuenta.

El estudio fue premiado por el American College of Sports Medicine.

Así que ya sabéis: más ejercicio y menos comida basura para tener niños más sanos.

Fuente: Kansas State University. Ilustración: Joe_13/Creative Commons.

2 comentarios de “Asma y obesidad infantil

  1. Soy Lic en Ed Fisica recido en Merida Yucatan Mexico..le comento que dirijo un programa de tenis para niños con la intención de que tengan mas habitos de actividad física. Este programa se llama TENIS PARA TODOS y funciona a travez del Patronato UNIDOS POR EL TENIS. Me gustaria recibir información sobre todas las patologias que se pueden prevenir a traves del ejercicio. Muy bueno el articulo de obesidad y asma. Espero mas información.

    • Hola Jorge:
      Muy interesante la labor que realizas. Promover el deporte es sencillamente mejorar la vida de los niños.
      Si quieres recibir todo lo que publicamos, solo tienes que suscribirte.
      Saludos,

Los comentarios han sido cerrados.