Aumentan los casos de alergia por teléfonos móviles

Lo que hace un tiempo era una rareza es cada día más frecuente: la alergia provocada por el teléfono móvil, también llamada dermatitis del móvil.

Algunos teléfonos móviles contienen níquel -sobre todo en los logos y alrededor de la pantalla- lo que provoca reacciones alérgicas a muchas personas, tal como ocurre con la bisutería o las hebillas de cinturones que contienen ese metal.

En estos casos lo habitual es que aparezca una reacción en la pielen la oreja o en la cara– que se corresponde con la parte del teléfono con la que contacta.

El primer caso se describió en Italia en el año 2000.

Ahora un grupo de investigadores de Japón ha encontrado que hay móviles que provocan reacciones alérgicas pero no por contener níquel, sino por cromo.

El cromo puede encontrarse en el acero y no provoca por sí mismo una alergia de contacto, sino que debe reaccionar con el sudor, la saliva o el plasma.

Esto podría estar relacionado con las alergias al iPhone y al ordenador de la misma marca, MacBook Pro de las que informa BoingBoing.