Aún sigue apareciendo calzado tóxico

Hace alrededor de tres años que empezaron a aparecer en España casos de alergia provocados por el dimetilfumarato, una sustancia prohibida que se usa en lugar de Silica gel para combatir el moho y la humedad en calzado, muebles y otros productos; y aunque las autoridades y asociaciones empresariales aseguran que el problema está superado, aún aparecen productos contaminados.

En la web del Instituto Nacional de Consumo aparecen estas nuevas marcas y modelos de calzado tóxico:

  • Garlen, zapato de mujer, modelo 311/180407 ME-P.
  • Angal, zapato de señora, ref. 8615M.
  • Angal, zapato de señora, ref. 8606-M.
  • Payma, sandalias de señora, esclavas espejos oro, modelo no 367-010853.