Cambia el filtro de polen de tu coche

cocheAunque tú no lo sepas, si tu coche es relativamente nuevo, tiene un filtro de polen, que no solo impide entrar al polen sino a otras partículas de polvo, hollín y otras sustancias presentes en el aire.

Es imposible limpiarlos, por eso siempre se recomienda cambiar periódicamente estos filtros.

Pero si sufres de alergia al polen, cambiarlos es imprescindible.

Porque si no lo haces, aunque mantegas las ventanillas cerradas, el polen acabará entrando y tú sabes lo que te puede pasar: estornudos, molestias en los ojos e incluso asma.

Y si tú, alérgico, conduces en estas condiciones, las posibilidades de accidente se multiplican.

Por eso, no te arriesgues y cambia el filtro de polen.

¿Con qué frecuencia cambiar el filtro de polen?

Una vez al año, cada 15.000 o 30.000 kilómetros, depende de las diferentes marcas y modelos de coches en España. Consulta el manual o pregunta en el taller.

En todo caso, intenta cambiar el filtro antes de que empiece la temporada del polen en la zona en que te mueves con tu coche.