Ciertas terapias hormonales aumentarían el riesgo de asma

La terapia de reemplazo hormonal (TRH) a base solo de estrógenos aumentaría el riesgo de desarrollar asma después de la menopausia, según un amplio estudio realizado en Francia.

Se sabe que hay una relación entre las hormonas femeninas, como los estrógenos, y el asma y también que el riesgo de un ataque de asma se duplica poco antes y después del primer día de menstruación.

Pero solo existía una investigación anterior sobre la terapia de reemplazo hormonal y su relación con el asma.

La nueva investigación analizó a 57.664 mujeres, que llegaron a la menopausia sin haber sufrido de asma, durante una media de diez años.

Y comprobó que cada año, una de cada mil desarrollaba asma y que el 56% de ellas empleaba la terapia de reemplazo hormonal.

Analizando más profundamente los datos, los científicos comprobaron que las mujeres que usaban una terapia hormonal exclusivamente basada en estrógenos, sobre todo las que tenían antecedentes de alergia y las que nunca habían fumado, tenían un riesgo de asma superior en un 67% a las que nunca había empleado una terapia hormonal.

Pero los investigadores no encontraron un aumento significativo del riesgo de asma en las mujeres que usaban otro tipo de terapia de reemplazo hormonal.

Leanne Metcalf, Directora de Investigación del Asthma UK, cree que

Es aún demasiado pronto para decir exactamente cómo la menopausia o tomar TRH afecta a los síntomas del asma y quienes pueden verse afectadas. Por lo tanto, las mujeres que tienen la intención de usar la TRH deben sopesar los amplios beneficios para la salud de la TRH, frente a la posibilidad de un mayor riesgo de asma, especialmente aquellas con antecedentes familiares de asma o alergia.

Fuentes: Thorax y Asthma UK.