Cóctel explosivo: contaminación y polen

arizónicaLa contaminación que estamos viviendo en muchas ciudades españolas se debe, en buena medida, al tráfico y sobre todo destacan las emisiones de los motores diesel. Estas partículas, al combinarse con el polen forman un cóctel explosivo, como lo ha calificado el alergólogo y ex presidente de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (Seaic), Tomás Chivato.

Porque al combinarse las emisiones de los motores diesel con el polen, se multiplica hasta 27 veces, la capacidad de éste de provocar reacciones alérgicas.

Y resulta que en estos días en Madrid y más todavía en Barcelona, los niveles de polen de cupresáceas están disparados. Por eso, somos tantos los que nos sentimos tan mal.

Así que conviene tratar de evitar salir y al hacerlo usar mascarillas.

Claro que esta no es una solución.

La verdadera solución pasaría por disminuir la contaminación, especialmente la originada por los motores diesel y por evitar la plantas ornamentales que provocan alergia, como el temible y cada vez más popular ciprés de Arizona.