Descubren células que controlan la inflamación en el asma y las alergias

Un nuevo tipo de célula inmunitaria que puede estar fuera de control en ciertas enfermedades inflamatorias crónicas, empeorando los síntomas de dolencias como la psoriasis y el asma, se describe por primera vez en la revista Journal of Clinical Investigation.

Los autores del estudio, del Imperial College de Londres, el Istituto dell’Immacolata Dermopatico de Roma y el Centro de Alergia y Medio Ambiente (ZAUM) de Munich, esperan que el descubrimiento pueda conducir a nuevos tratamientos para estas enfermedades.

La nueva célula descrita en el estudio, llamada célula Th22, es un tipo de linfocito T auxiliar.

Estas células son glóbulos blancos que ayudan a activar otras células del sistema inmune cuando el cuerpo está infectado por un agente patógeno, como un virus o una bacteria.

También controlan la inflamación, para ayudar a combatir la infección.

Según el nuevo estudio, las células Th22 desempeñan un papel especial en la supervisión y coordinación de las células inmunes que causan la inflamación.

En las enfermedades inflamatorias crónicas y alérgicas como la psoriasis y el eczema alérgico, las células Th22 parecen tener anormalidades en su funcionamiento, lo que lleva a la inflamación excesiva, que puede empeorar los síntomas.

Los investigadores esperan que sea posible tratar las enfermedades crónicas de la piel y posiblemente de las vías respiratorias, atacando a las células Th22 con nuevos medicamentos.

El doctor Carsten Schmidt-Weber, uno de los autores principales del estudio, explicó:

Estamos viendo un aumento de las enfermedades crónicas, como las de la piel y las vías respiratorias, debido a los cambios en los estilos de vida de las personas. Estos enfermedades pueden tener un gran impacto en la vida y los pacientes pueden enfrentarse a una batalla constante para mantener a raya a sus síntomas. Estamos muy entusiasmados con el descubrimiento de este nuevo subconjunto de células T auxiliares, ya que creemos que podría proporcionar un nuevo objetivo para el tratamiento de las enfermedades inflamatorias crónicas en el futuro.

Los investigadores descubrieron las células Th22 observando muestras de piel de personas con psoriasis, eczema atópico y dermatitis alérgica de contacto.

Ahora están  investigando el papel de estas células con mayor detalle y explorando su papel en la progresión de la enfermedad.

Además, el Dr. Schmidt-Weber y sus colegas quieren saber cómo se generan las células en el cuerpo y si hay alguna manera de controlarlas antes de que causen daños.

Fuente: Imperial College London.