Descubren células que impiden el desarrollo del asma y las alergias

laboratorioEl asma, una enfermedad alérgica de las vías respiratorias, siempre debería desarrollarse por la exposición a antígenos en el aire que inhalamos constantemente.

Sin embargo, el hecho de que el 94% de la población occidental no desarrolle la enfermedad, sugiere que hay mecanismos desconocidos que protegen al tracto respiratorio para que no desarrolle una respuesta alérgica.

Un equipo de investigadores de la Universidad de Lieja (Bélgica), dirigido por el profesor Fabrice Mesa, ha demostrado que el asma es inhibida por los macrófagos regulatorios, unas células que nunca se habían descrito anteriormente.

El asma afecta a un 6% de la población y mata a veinte mil personas en Europa cada año.

Los personas que sufren de la enfermedad desarrollan, a menudo a una edad muy temprana, una reacción inmune inútil e incluso perjudicial ante los alérgenos presentes en el aire (excrementos de los ácaros del polvo, caspa de animales, polen, etc.).

Siempre que se expone a estos alergenos, el sistema inmune de las vías respiratorias se vuelve a activar, lo que induce un estrechamiento de las vías respiratorias, lo que a su vez resulta en la oxigenación insuficiente.

Como los antígenos del aire que inhalamos con la respiración son ajenos a nuestro cuerpo, deberían provocar una respuesta del sistema inmune.

Más aún, el aire contiene un número significativo de moléculas inmunoestimulantes (endotoxinas bacterianas) que actúan como señales de peligro y deberían hacer que el sistema inmunológico responda a los antígenos inhalados.

En la Universidad de Lieja, Fabrice Mesa y su equipo trabajan para entender los mecanismos que impiden que la mayoría de la población desarrolle asma y han descubierto que ciertas células en los pulmones son capaces de inhibir las reacciones asmáticas.

Estas células son los macrófagos regulatorios que no se había caracterizado anteriormente.

Los investigadores han demostrado que estos macrófagos detectan los antígenos en el aire, así como otras moléculas inmunoestimulantes.

Además, han demostrado que cuando las endotoxinas están presentes en pequeñas cantidades (como es el caso en el aire), los macrófagos regulatorios paralizan a las células del sistema inmune innato de las vías respiratorias, inhibiendo así el desarrollo del asma en la mayoría de la gente.

Los investigadores por lo tanto especulan con la hipótesis de que el asma sólo puede desarrollarse cuando estos macrófagos regulatorios son deficientes.

Fuente: Universidad de Lieja.

Un comentario de “Descubren células que impiden el desarrollo del asma y las alergias

  1. La estimulación de la inmunidad inespecífica, tiene en medicina importancia no valorada hasta el momento y con enormes posibilidades terapéuticas en hipersensibilidad, neoplasias, cicatrizaciones etc.MERECEN una investigación superior,el estudio de endotoxinas bacterianas de Gram neg, ciertos venenos (lipaurus, apitoxina etc, polisacaridos de hongos y plantas.

Los comentarios han sido cerrados.