Descubren en establos una sustancia que protege de la alergia al polen

Un equipo científico ha aislado en el polvo de los establos una sustancia que puede proteger a los niños de las alergias y el asma alérgica. Se trata de un tipo de azúcar que se encuentra en el forraje – como el llamado cola de zorra- y se denomina arabinogalactano.

Los investigadores creen que se pueden prevenir reacciones inmunes excesivas si se inhalan grandes concentraciones de arabinogalactano durante el primer año de vida.

Una aguja en un pajar

Desde hace tiempo se sabe que los niños criados en granjas son menos propensos a padecer alergia y asma. Sin embargo, la razón era un misterio que los científicos trataban de desvelar.

El doctor Marcus Peters al frente de un equipo de investigadores de Bochum, Munich y Borstel analizó el polvo recogido en diversas granjas de Alemania, Austria y Suiza.

Este polvo está formado fundamentalmente por materia vegetal y un 10% es arabinogalactano, por lo que este azúcar pasó a ser el principal sospechoso en la labor detectivesca que desarrollaban los científicos.

Prevenir el exceso de alerta del sistema inmune

Así que se dispusieron a comprobarlo en ratones, observando la reacción de estos animales frente a las sustancias que desencadenan la  alergia, los alergenos, en presencia de arabinogalactano.

Y funcionó.

Porque el sistema inmune dejó de presentar el exceso de alerta que caracteriza la alergia y que le hace reaccionar ante sustancias que no hacen daño, pero siguió cumpliendo con su cometido, luchar contra la enfermedad.

Cuestión de dosis

Los investigadores no se sorprendieron porque un componente de la  hierba protegiera de la alergia al polen.

El doctor Peters explicó que se trata de una cuestión de concentración: bajas concentraciones de polen de cola de zorra pueden llevar a la alergia, mientras que altas dosis en etapas muy tempranas de la vida, pueden prevenirla.

Los científicos planean ahora investigar si el arabinogalactano puede ser utilizado para prevenir las alergias o si también está indicado para el tratamiento de las alergias y el asma alérgica.

Podría ser utilizado en spray o gotas nasales, ya que es muy soluble en agua.

El resultado de esta investigación será publicado en el prestigioso The Journal of Allergy and Clinical Inmunology.

Fuente y foto: Universidad de Bochum.