El asma en La Ilíada

El asma es una enfermedad muy antigua, ya en el siglo VIII antes de Cristo, Homero la menciona dos veces en La Ilíada. La primera vez, Héctor sufre un ataque de asma provocado por una piedra que le arrojan sus enemigos y que le da en el pecho, cerca del cuello:

Héctor tendido en la llanura, y a ambos lados de él se encontraban sus compañeros; y él era atacado por un penoso ahogo [âsthma ἆσθμα], y sin sentido estaba dentro de su corazón y vomitando sangre, toda vez que el tiro no se lo había soltado el más débil de todos los aqueos

Tardó bastante en recobrarse y lo hizo gracias a la intervención de Zeus.

Algo más tarde es Áyax, el mismo que con su ataque había provocado el asma de Héctor, quien sufre el mal, pero esta vez el origen es el acoso de los troyanos:

Pero era preso de un penoso jadeo (âsthma ἆσθμα) continuado, y un sudor abundante le corría por doquier de sus miembros para abajo y no podía de modo ninguno recobrar el aliento

Fuentes: Archivos argentinos de pediatría y dicciomed.es