El asma va por barrios

Chicago

Esa es la conclusión de un estudio realizado en la ciudad de Chicago, en los Estados Unidos, que demuestra que los barrios con restaurantes, instalaciones culturales y de ocio y diversidad étnica tienen menores índices de asma que aquellos en los que hay más iglesias y ONG’s y en los que los residentes tienen una tendencia menor a cambiar de vivienda.

El asma es la enfermedad crónica infantil más extendida en los Estados Unidos y Chicago tiene un índice de mortalidad por asma que duplica la media nacional. El estudio, dirigido por Ruchi Gupta del Children’s Memorial Hospital, buscó síntomas de asma en 50.000 niños de 287 barrios.

Estudios previos mostraban que barrios vecinos, con similar composición racial tenían tasas de asma muy diferentes, y nosotros queríamos saber qué causaba tal disparidad, dijo Gupta. Así que buscamos los factores específicos de cada barrio.

Las comunidades con diversidad étnica, con mayor potencial de desarrollo económico y socialmente comprometidas; tenían bajos índices de asma. Mientras que las comunidades estables, definidas como comunidades en las que los residentes tenían menos probabilidades de cambiar de vivienda, y con mayor interacción social; presentaban las tasas de asma más elevadas.

Aunque no está del todo claro cómo estos factores afectan a la salud, investigaciones previas han demostrado que el asma y otras enfermedades crónicas infantiles están asociadas a la pobreza, lo que explicaría que los barrios con mayor potencial de desarrollo económico presenten tasas de asma más bajas.

Los investigadores sospechan que la asociación entre barrios estables y asma podría indicar que las casas de las personas con menor tendencia a cambiar de vivienda, se limpian menos y menos a fondo; lo que lleva a la acumulación de contaminantes conocidos por desencadenar el asma.

Además de la influencia ejercida por el barrio, otros factores asociados con el asma infantil son los ingresos económicos, la educación, la exposición al aire contaminado y los problemas de vivienda que provocan sensibilidad a las cucarachas, ácaros, ratas y ratones. Una combinación de factores podría causar el asma.

La forma de vida y la estructura social y urbana españolas son muy diferentes a las de los Estados Unidos, por lo que me parece que los datos de esta investigación no pueden aplicarse aquí sin las debidas correcciones. Sin embargo, sería muy interesante conocer estudios similares realizados en ciudades españolas.