El cambio climático hará que la temporada de alergias sea aún peor

Un nuevo estudio sobre la relación entre los niveles de dióxido de carbono (CO2) y el crecimiento de las plantas sugiere por primera vez que no sólo las plantas crecen más y producen más polen cuando están expuestas a niveles más altos de este gas de efecto invernadero, sino que el hongo Alternaria (visto al microscopio en la imagen) produce el triple de esporas  cuando se alimenta de esas plantas enriquecidas. Un problema más para los alérgicos, porque el viento disemina estas esporas que provocan reacciones alérgicas y asma.

Aunque estas esporas tan bien alimentadas tendrían menos proteínas -que son las que provocan las reacciones alérgicas-, si los modelos de cambio climático y aumento de la temperatura son correctos, en 2040 estaríamos expuestos al doble de estos alérgenos, según Christine Rogers, aerobióloga de la Escuela Amherst de Salud Pública y Ciencias de la Salud de la Universidad de Massachusetts.

El hongo Alternaria vive en el suelo y sobre las plantas de las que se alimenta y para reproducirse suelta en el aire unas células, llamadas esporas, que el viento disemina y que pueden provocar reacciones alérgicas.

Según algunos estudios, en España, alrededor del 20% de las personas sospechosas de padecer alergia respiratoria está sensibilizado a la Alternaria, que provoca reacciones alérgicas sobre todo en primavera y verano.

Fuente: Universidad de Massachusetts. Foto: Telmeds.org/GNU/FDL.