El eccema infantil y la alergia al polen pueden llevar al asma

Los niños que padecen de eczema, especialmente si además tienen alergia al polen, tienen nueve veces más posibilidades que el resto de padecer asma al llegar a los cuarenta años.

Es la conclusión de un estudio realizado en Australia, en la Universidad de Melbourne, y publicado en el Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Para realizarlo, los investigadores siguieron la evolución de 1.400 personas, desde que tenían siete años, en 1968, hasta 2004.

Los investigadores creen que el eccema infantil, sobre todo cuando está acompañado por la alergia al polen, es un indicador de que la persona va a padecer de asma alérgico cuando sea adulto, pero que la prevención y un tratamiento riguroso pueden evitarlo.

Fuente: Universidad de Melbourne.