El entrenamiento de los atletas olímpicos podría provocar asma

Atleta agotado

Hace tiempo que se sospecha que algunos deportistas de alto nivel emplean medicamentos contra el asma para mejorar sus rendimiento. Sin embargo, un nuevo estudio científico demuestra que estos atletas realmente sufren de asma y que la enfermedad podría estar provocada por su entrenamiento.

Un grupo de investigación dirigido por el doctor Sergio Bonini, que contó con la colaboración del Comité Olímpico Italiano, estudió a más de mil atletas que participaron en los Juegos Olímpicos de Pekín y encontró que el 15% sufría problemas de asma. Mucho más que el porcentaje habitual en el resto de la población que es del 3 al 5%.

El profesor Bonini, que trabaja en el Instituto de Neurobiología y Medicina Molecular de Roma explicó que estos deportistas se fuerzan hasta el límite de su resistencia.

El ejercicio intenso y prolongado y los entrenamientos son factores de estrés que reducen el número de células inmunes que protegen de la infección y aumentan los tipos de células que causan la alergia y el asma, agregó.

Otra razón es que el ejercicio provoca una respiración rápida, hiperventilación, que durante largos períodos puede causar deshidratación, lo que a su vez puede provocar un estrechamiento repentino de las vías respiratorias conocido como broncoconstricción.

Broncoconstricción inducida por el ejercicio

Por lo tanto, el elevado número de deportistas de élite que sufre síntomas de asma incluye a aquellos con asma verdadero y los que experimentan síntomas idénticos causadas por su intenso entrenamiento, un fenómeno conocido como broncoconstricción inducida por el ejercicio, según el profesor Bonini y sus colegas, Claudia Gramiccioni y Matteo Bonini.

Y aunque los síntomas son iguales, la broncoconstricción inducida por el ejercicio es diferente al asma ya que cuando los atletas abandonan el entrenamiento intenso, la broncoconstricción inducida también desaparece.

En su intervención en el Congreso de la Academia Europea de Alergia e Inmunología Clínica, que se celebra estos días en Estambul, el profesor Bonini explicó que la preocupación por el aumento de masa muscular provocada por los medicamentos contra el asma es infundada, ya que solo ocurre cuando estos medicamentos son inyectados en lugar de inhalados.

Hay un verdadero problema con los ataques de broncoconstricción entre los atletas pero los medicamentos que usan no incrementan la masa muscular, ya que los que sí lo hacen están prohibidos por la agencia anti dopaje, afirmó Bonini.

Benini cree que es fundamental entender la mentalidad de estos atletas.

Los medicamentos disminuyen el rendimiento

Para ellos evitar los ataques de asma es fundamental, por eso algunos usan medicamentos contra el asma antes o durante las competiciones, tal como se vio hacer a David Beckham durante un partido de fútbol.

Esta es la razón que lleva a muchos atletas, que no tienen antecedentes asmáticos, a solicitar medicamentos contra el asma.

Además hay que tener en cuenta los efectos secundarios de los medicamentos permitidos en las competiciones, que no aumentan el rendimiento sino que al contrario, podrían disminuirlo.

Fuente: EAACI.