El tabaco agrava la alergia y el asma y dificulta su tratamiento

La Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC) advierte que el tabaquismo agrava los síntomas alérgicos y dificulta su tratamiento.

Dejar de fumar evitaría el desarrollo y frecuencia de muchas enfermedades alérgicas, como el asma y la rinitis, afirma el doctor Ricardo Abengózar, alergólogo del Hospital Virgen del Valle de Toledo y especialista en tabaquismo.

El humo de tabaco contiene unos 4.000 componentes tóxicos, explica el doctor Abengózar.

Una vez desarrollada la alergia o el asma bronquial, el contacto con el tabaco puede desencadenar agudizaciones, aumentar la gravedad, el número de atenciones urgentes u hospitalizaciones, así como provocar que la respuesta al tratamiento sea peor.

Los asmáticos no solo deben evitar el tabaco, sino que otras personas fumen en su presencia ya que

se ha comprobado que el humo del tabaco produce una disminución del calibre bronquial. Dado que en un asmático ya tiene una disminución del mismo por su enfermedad, esto puede dificultar el control de la enfermedad y agravar el pronóstico, señala el doctor Abengózar. La exposición mantenida al humo del tabaco es un factor que empeora la sintomatología de dichas enfermedades y, por tanto, dificulta su buen control.

Contaminación por humo

El humo del tabaco es, sin lugar a dudas, el mayor contaminante de interiores. La exposición al humo del tabaco se asocia de forma significativa con la aparición de sensibilización alérgica, con asma y otras enfermedades respiratorias.

Los expertos indican que rinitis y asma son los dos principales motivos de consulta en alergología. Según datos recientes, en España, el 10% de la población padece asma y el 22% presenta síntomas de rinitis alérgica.

Para estas personas, el aire contaminado con humo de tabaco es un factor de riesgo prevenible que debe ser evitado en lugares públicos y en el trabajo, indica el alergólogo.

Además, el tabaco disminuye la eficacia de las vacunas contra la alergia.

Tanto los asmáticos como los pacientes con rinitis precisan una terapia más intensa si son fumadores, explica el doctor Abengózar.

Y agrega:

los niños expuestos a humo de tabaco presentan con más frecuencia alergia y asma clínico, y en gran medida el tabaquismo de los padres marca su pronóstico.

Un comentario de “El tabaco agrava la alergia y el asma y dificulta su tratamiento

  1. Se de sobra que fumar tabaco es muy malo, fumar hachis tambien, supongo que todos estamos de acuerdo en eso, la movida es que tengo 18 años , empece a fumar hachis a los 12 años, tengo asma y rinitis alergica, si ya es malo fumar, imaginate teniendo asma y rinitis alergica a la vez, en el momento en que doi una calada a lo que sea, la garganta no la acepta bien, es como si me dieran arcadas, pero a la vez el cuerpo me lo prohibe , ahora casi no fumo tabaco porque con el tiempo acabo dandome asco. Al dia fumo entre 3 y 5 cigarros y 2 gramos de hachis mas o menos, teniendo hachis para que fumar un cigarro… he buscado muchas veces por la web y no encontre nada respecto a como afecta fumar hachis teniendo asma y rinitis alergica, se que sera muy malo, soy consciente de ello y se que soy masoca por seguir fumando, se lo que debo hacer, pero queria informacion sobre cuanto afecta el hachis o tabaco sobre una persona con rinitis y asma, agradezco mucho la respuesta digan lo que digan.

Los comentarios han sido cerrados.