El tabaco en el trabajo aumenta el riesgo de asma en un 40%

No fumarSanidad planea prohibir fumar en todos los sitios públicos cerrados en 2010 y los hosteleros se oponen porque les podría ocasionar grandes pérdidas ecónomicas, pero, ¿han pensado estos señores en su propia salud y en la de su trabajadores?

No lo parece.

Y es una pena porque según un nuevo estudio las personas jóvenes expuestas al humo del tabaco en el trabajo tienen un riesgo muy grande de sufrir asma.

La investigación dirigida por Debbie Jarvis, del Imperial College de Londres, analizó los datos de 10.000 personas nacidas en la primera semana de marzo de 1958 en Gran Bretaña.

Los científicos examinaron la relación entre la exposición en el trabajo a una serie de agentes, incluido el humo del tabaco, y el desarrollo de asma entre los 16 y los 33 años.

Los resultados mostraron que a los 33 años, más de un tercio (el 38%) de los estudiados había trabajado en un lugar en el que la exposición a agentes conocidos causantes de asma era probable.

Casi uno de cada veinte (el 4,8%) dijo que había desarrollado asma entre los 16 y los 33 años.

Las personas que trabajaban en lugares donde la exposición al humo de tabaco es posible, como camareros y trabajadores de la hostelería, eran un 40% más propensas a desarrollar asma que quienes trabajaban en ambientes libres de humo.

La doctora Elaine Vickers, de Asthma UK, señaló:

Sorprendentemente, al menos uno de cada diez casos de asma en adultos, nuevos o recurrentes, se puede atribuir a la exposición a sustancias en el trabajo. Esta investigación demuestra la magnitud del riesgo al que muchas profesiones están expuestas.

Por eso, señores hosteleros piensen en su propia salud y en la salud de sus trabajadores.

Fuentes: El País y Asthma UK.