Fibra para luchar contra el asma

alimentos ricos en fibra

Comer alimentos ricos en fibra es bueno para las personas enfermas de asma y también para los que padecen diabetes y artritis. Porque, según un nuevo estudio, la fibra favorece al sistema inmune.

Los humanos no somos capaces de digerir esta fibra, por eso atraviesa sin digerir buena parte de nuestro sistema digestivo, actuando como una especie de escoba.

Al llegar al colon, se encuentra con unas bacterias que la convierten en energía y en unos compuestos llamados ácidos grasos de cadena corta, conocidos por aliviar los síntomas de algunas enfermedades inflamatorias.

Pero hasta ahora nadie había entendido la razón de este efecto beneficioso.

La nueva investigación, realizada por científicos australianos y que ayer publicó la revista Nature, ha descubierto que los ácidos grasos de cadena corta estimulan al sistema inmune y detienen las respuestas inflamatorias, como el asma y la diabetes tipo 1.

Pero para conseguir ácidos grasos de cadena corta, necesitamos una dieta rica en fibra  y las bacterias adecuadas.

La noción de que la dieta puede tener efectos profundos en las respuestas inmunes o enfermedades inflamatorias nunca había sido tomada tan en serio, dijo el profesor Charles Mackay, uno de los autores del estudio.
Creemos que los cambios en la dieta, asociados al estilo de vida occidental, contribuyen al aumento de los casos de asma, diabetes tipo 1 y otras enfermedades autoinmunes.
Ahora tenemos un nuevo mecanismo molecular que podría explicar cómo la dieta afecta a nuestro sistema inmunológico.

También estamos empezando a comprender que, desde el momento en que naces, es increíblemente importante ser colonizada por el tipo correcto de  bacterias intestinales, agregó Kendle Maslowski, también autora de la investigación.
El tipo de alimentos que comes determina directamente los niveles de ciertas bacterias en tu intestino.
Al cambiar de dieta cambias las bacterias en tu intestino así como sus productos derivados, principalmente los ácidos grasos de cadena corta.
Si tenemos bajas cantidades de fibra dietética, entonces vamos a tener bajos niveles de ácidos grasos de cadena corta, que se ha demostrado son muy importantes en el sistema inmunológico de los ratones.

Fuente: Garvan Institute.