Gracias al asma Antonio Vivaldi pudo dedicarse a la música

Antonio VivaldiA Antonio Vivaldi le llamaban en vida el cura rojo, debido al color de su cabello. Sin embargo, pocas veces dijo misa, porque sufría asma, lo que no le impidió dedicarse a la música viajando por toda Europa.

Antonio Lucio Vivaldi nació en Venecia el 4 de marzo de 1678 y murió en Viena el 28 de julio de 1741.

Su padre, el músico Giovanni Battista, fue su primer maestro. Pero a los quince años, Antonio debió ingresar en el seminario y fue ordenado sacerdote.

Sin embargo, a Vivaldi lo que le gustaba era la música y logró eludir decir misa, alegando que el asma se lo impedía y así pudo dedicarse en cuerpo y alma al arte.

Algo por lo que todos debemos estar agradecidos, porque la música de Antonio Vivaldi es una de las cumbres del barroco y hoy, siglos después goza de una enorme popularidad: todos hemos disfrutado con Las cuatro estaciones, su obra más conocida.

Antonio Vivaldi nos demostró que hasta una enfermedad como el asma, puede ser usada para conseguir lo que uno desea.

Fuente: Breath of life.