Hace mil años Avicena estudiaba el asma

AvicenaEl gran erudito persa Avicena fue uno de los padres de la medicina

Avicena es el nombre con el que conocemos los occidentales a un médico, filósofo y científico persa que vivió entre los años 980 y 1037, aproximadamente.

Ibn Siná, como fue llamado en persa, nació en Afshana, actualmente Uzbekistán. Su padre era musulmán y su madre muy probablemente judía.

A los 16 años Avicena ya dirigía a médicos famosos.

A los 17 años salvó la vida del emir y a cambio consiguió acceso libre a la biblioteca real.

Poco después fue nombrado ministro y se dedicaba durante el día a la política y por la noche a la ciencia.

A los 32 años comenzó su obra maestra, el célebre Canon de medicina, la colección organizada de los conocimientos médicos y farmacéuticos de su época en cinco volúmenes.

Esta obra influyó decisivamente a los científicos europeos.

Varias de las observaciones de Avicena relacionados con signos y síntomas, circunstancias agravantes y atenuantes y el tratamiento de los trastornos pulmonares siguen siendo válidos y pueden ser explicados por la ciencia moderna.

Por ejemplo, uno de los síntomas importantes en el diagnóstico del asma que trata Avicena es la disnea que durante el sueño que despierta a los enfermos.

A pesar de muchas limitaciones y falta de instrumentos modernos, Avicena había adoptado un enfoque científico para el diagnóstico y tratamiento,  de los trastornos respiratorios.

Fuentes: Sage y Wikipedia.