La alergia a la picadura de abejas y avispas puede ser grave

Para la mayoría de las personas, la picadura de un insecto es apenas una molestia, pero para alguna gente es una grave amenaza.  Se estima que cada año mueren en España entre 15 y 20 personas por alergia a las picaduras de abejas y avispas.

Afortunadamente gracias a las vacunas la alergia a las picaduras de abejas y avispas -insectos a los que los científicos llaman himenópteros- se cura en la inmensa mayoría de los casos, entre el 95 y el 98%.

Reacciones alérgicas

Hay diferentes tipos de reacciones:

En los casos más leves, después 24 o 48 horas de la picadura de avispas o abejas puede producirse hinchazón y enrojecimiento en la zona.

En otros casos, a los pocos minutos de la picadura se producen inflamaciones más extensas que pueden prolongarse más de dos días.

En los casos más graves, una sola picadura es suficiente para provocar vómitos, diarrea y ronchas. Esta reacción grave, llamada reacción anafiláctica o anafilaxia, requiere atención médica urgente.

Precauciones

Recuerda que en la mayoría de los casos los insectos pican al sentirse amenazados, que su agresividad aumenta con el calor y al defender comida o bebida dulce -especialmente refrescos- y con los perfumes y olores fuertes.

Aquí tienes algunos consejos para evitar las picaduras.

Y si estas interesado en el tema, puedes consultar la web Alergia al veneno de abejas y avispas.