La alergia del emigrante

Cuando te trasladas a vivir lejos de donde te criaste, te expones a animales, plantas, comidas y sustancias desconocidas para ti y para tu cuerpo. En muchos casos estas nuevas plantas, animales, comidas y sustancias pueden provocarte reacciones alérgicas que nunca antes habías tenido.

Muchas veces pasan varios años antes de que estas nuevas alergias aparezcan.

Lo digo por experiencia propia porque a mí me ha sucedido.

Y parece ser que es bastante común.

En los Estados Unidos, por ejemplo, saben que muchos nuevos inmigrantes sufrirán alergia al polen de ambrosía, una planta que no existe en sus lugares de origen.

En España solo he podido encontrar noticias sobre un estudio realizado hace varios años en Cataluña que confirma que muchos inmigrantes, dentro de los tres años de su llegada, comienzan a sufrir rinitis y asma, enfermedades que no padecían en su países de origen.