La contaminación provoca daños hereditarios y agrava el asma

Contaminación

Hace tiempo sabemos que la contaminación ambiental aumenta la inflamación del tejido pulmonar en las personas con asma, pero hasta ahora no se conocía el mecanismo molecular que provocaba este fenómeno.

Ahora gracias a un estudio realizado por investigadores de dos prestigiosas universidades de los Estados Unidos -Stanford y California, Berkeley- sabemos que los niños asmáticos que viven en una zona con altos niveles de contaminación del aire pueden sufrir una alteración de la función de las células T reguladoras, un clase de células inmunes que mantiene en jaque a la inflamación.

Para decirlo sencillamente, la contaminación del aire podría tener efectos hereditarios, efectos perjudiciales para la salud que los niños podrían heredar de sus padres.

Los científicos llegaron a esta conclusión después de estudiar a 181 chicos de dos ciudades californianas, Palo Alto y Fresno.

A Fresno se la conoce como la capital del asma de California, debido a sus alta contaminación ya la gran cantidad de asmáticos que la habitan.

Y, como era de esperar, los niños de Fresno tenían disminuida la función de las células T reguladoras.

Fuente: Universidad de California, Berkeley.