La educación mejora la salud de los niños con asma

niños

Los programas educativos para controlar el asma, llevados a cabo en grupos pequeños e interactivos, mejoran de manera sustancial la salud de los niños con asma.

Según un estudio publicado en el Canadian Medical Association Journal, los niños que participaron en un programa de educación interactiva fueron un 38% menos propensos a requerir atención de emergencia y necesitaron menos corticosteroides orales que los niños que no participaron en el programa.

La investigación, un ensayo controlado aleatorio, estudió a 398 niños de 3 a 16 años ingresados en el servicio de urgencias en Winnipeg, Canadá.

Los niños del grupo control siguieron las recomendaciones del médico de familia y recibieron un folleto con información sobre el asma.

El grupo de intervención recibió la misma atención que el anterior, pero además participó en un programa educativo de un mes de duración, con materiales específicos, mailings personalizados y un elemento clave: pequeños grupos interactivos en los que participaban los niños y sus familias y donde analizaban sus éxitos y fracasos en el control del asma.

Al año de comenzado el estudio, las visitas a urgencias disminuyeron en ambos grupos, pero de manera más significativa en el grupo que participó en el programa educativo: 0,45 visitas, frente a 0,75.

Más aún, en el grupo de intervención, la necesidad de corticosteroides orales se redujo en un 36%.

Además, los cuidadores de este grupo perdieron mucho menos horas de trabajo que los del grupo de control, sugiriendo que el asma estaba mejor controlado.

Un comentario de “La educación mejora la salud de los niños con asma

Los comentarios han sido cerrados.