La humedad en las casas aumenta el riesgo de rinitis alérgica

Siempre se ha dicho que las casas húmedas no son sanas. Ahora un nuevo estudio científico lo confirma: los niños cuyas viviendas tienen problemas de humedad y moho son más propensos a desarrollar rinitis alérgica, según un estudio realizado durante seis años en Finlandia.

Los niños cuyos padres informaron tener manchas de moho o daños por agua en sus viviendas al principio del estudio tuvieron un 55% más probabilidades que otros niños de desarrollar rinitis alérgica desencadenada por cualquier alergeno, y no solo moho.

O sea que invertir en sanear una vivienda eliminando la humedad es también inverir en salud.

Fuente: American Journal of Epidemiology