Las grosellas negras podrían ser buenas para el asma

Un estudio preliminar realizado en Nueva Zelanda muestra que un compuesto  químico natural de las grosellas negras puede ayudar a respirar a quienes padecen asma alérgica.

Se sabía que el consumo de frutas puede reducir los síntomas del asma alérgica, pero este estudio es el primero que demuestra cómo ocurre este fenómeno.

Cuando los pulmones están expuestos a las sustancias que provocan la alergia, llamadas alergenos, las atacan y como consecuencia de ello, muchas personas sufren una inflamación crónica de estos órganos.

Algunos compuestos naturales de las frutas y verduras trabajarían conjuntamente con los mecanismos naturales de defensa del cuerpo para eliminar la inflamación crónica de los pulmones.

La nueva investigación neozelandesa muestra que una sustancia llamada epigalocatequina, que se encuentra en las grosellas negras, trabaja conjuntamente con respuestas inmunes naturales para reducir la inflamación.

Pero estas acciones son diferentes de las producidas por otros compuestos, llamados antocianinas, que también reducen la inflamación y que también se encuentran en gran cantidad en las grosellas negras.

Los investigadores neozelandeses, encabezados por el doctor Roger Hurst, han publicado sus hallazgos en la revista científica Molecular Nutrition and Food Research y esperan continuar con sus investigaciones para comprender mejor estos mecanismos antiinflamatorios y, como consecuencia, desarrollar alimentos que contribuyan a tratar el asma e incluso otras reacciones alérgicas.

¿Qué es la grosella negra?

Antes de lanzarnos a consumir grosellas negras conviene conocerlas un poco.

La grosella negra, también conocida como casis o zarzaparilla negra es una fruta que nace en racimos parecidos a los de la uva, pero más pequeños.

Por su sabor amargo y muy ácido no suele consumirse cruda, sin embargo se emplea bastante en tartas, mermeladas, gelatinas, zumos y licores. En Francia es muy apreciada la crema de cassis, un licor muy popular.

Fuente: New Zealand Institute for Plant and Food Research y Wikipedia.