Las piscinas con cloro aumentan el riesgo de asma y alergia

joven nadando

Un nuevo estudio confirma que las piscinas con cloro aumentan el riesgo de asma y alergias en los adolescentes.

Hace muy poco, la la Sociedad de Neumólogos del Sur, Neumosur, advertía acerca de los riesgos que entrañan las piscinas con mucho cloro. Ahora un estudio realizado en Bélgica y publicado en la revista científica Pediatrics confirma estos riesgos.

Investigadores de la Universidad Católica de Lovaina examinaron a 847 estudiantes de entre 13 y 18 años que nadaban en piscinas  abiertas y al aire libre y que contenían cloro.

Y comprobaron que los síntomas de alergia y asma aumentaban al aumentar el número de horas pasadas en la piscina.

Y que cuando los chicos habían pasado más de mil horas en la piscina, las posibilidades de alergia y asma se multiplicaban entre siete y quince veces.