Las vitaminas C y E en el embarazo no protegen a los niños del asma

embarazo

Investigaciones anteriores mostraban que los hijos de mujeres que tenían niveles bajos de  vitamina E en sangre eran más propensos a experimentar sibilancias y asma. Por eso, los científicos pensaron que tomar vitaminas antioxidantes, como las C y E, durante el embarazo podría proteger los pulmones de los niños.

Pero no es así.

En una reciente investigación realizada en Gran Bretaña participaron 643 mujeres.

Algunas de ellas recibieron vitaminas C y E durante el embarazo y otras no.

Y cuando sus niños cumplieron dos años, todas respondieron a un cuestionario sobre la salud de sus hijos.

El análisis de estos datos demostró que que tomar suplementos de vitamina C y E no modificó el riesgo de sus hijos sufrieran sibilancias a los dos años.

Más aún, los hijos de las mujeres que tomaron estos suplementos vitamínicos durante el embarazo, requirieron más cuidados médicos que los niños de las mujeres que no tomaron suplementos.

La doctora Elaine Vickers, de Asthma UK la organización que financió el estudio, declaró:

Las mujeres embarazadas son bombardeados con consejos sobre cómo proteger la salud de sus hijos y hay un gran despliegue publicitario en torno a los posibles beneficios de las vitaminas antioxidantes. Estudios como éste son esenciales para ayudar a las mujeres a tomar decisiones bien informadas, porque muestran que consumir altas dosis de vitaminas C y E no ayudará a las mujeres embarazadas a proteger a sus hijos contra el asma u otras enfermedades pulmonares.

Fuente: Asthma UK.