Le impiden subir a un avión por su alergia a los cacahuetes

cacahuetes

El joven de 19 años Matthew Burns, que sufre una alergia severa a los cacahuetes, se disponía la semana pasada a abordar un avión de Air Canada para ir de Halifax a Toronto, cuando un supervisor le dijo a su padre que no podía hacerlo hasta ponerse en contacto con el servicio médico de la aerolínea.

Según informa CBC -la radio oficial canadiense- el muchacho que llevaba consigo adrenalina autoinyectable y que suele volar cuatro o cinco veces por año, tuvo finalmente que viajar con otra aerolínea.

Air Canada, que prefirió no comentar el asunto, ofrece la posibilidad de solicitar, con al menos 48 horas de antelación, una zona libre de cacahuetes o frutos secos a las personas alérgicas a estos alimentos.

La madre de Matthew Burns explicó que su hijo era alérgico a los cacahuetes, al reservar su vuelo a través de otra empresa, pero no se puso en contacto con Air Canada.

No tenía obligación de hacerlo, ya que en la web de la aerolínea se dice claramente si tienes alergia a los cacahuetes puedes solicitar una zona libre de ese alimento, pero en ningún momento establece que estés obligado a hacerlo.

Una norma para todos los vuelos

La alergia es un problema de salud pública en todo el mundo y conlleva una serie de problemas generales, entre los que se encuentran las reacciones alérgicas severas y con peligro de muerte que pueden padecer personas alérgicas a los alimentos.

En América del Norte llevan tiempo debatiendo qué debe hacerse a bordo de los vuelos comerciales para evitar estas reacciones alérgicas severas.

Pero como demuestra lo que le sucedió a Matthew Burns, no hay acuerdo.

Air Canada decidió ofrecer una zona libre de cacahuetes y/o frutos secos cuando un alérgico lo solicitara.

En los Estados Unidos hubo un debate público pero no se pudo establecer una política común.

Por eso pensamos que ya va siendo tiempo de que las autoridades internacionales que rigen el transporte aéreo establezcan medidas comunes que permitan viajar a las personas con alergias alimentarias con la máxima seguridad.