Leche para aliviar alergia a la leche

El estudio es prometedor, pero no lo intentes en casa.

Darle a niños con alergia a la leche dosis cada vez mayores de leche puede aliviar, e incluso ayudarles a superar completamente, sus reacciones alérgicas, de acuerdo con los resultados de un estudio dirigido por el Johns Hopkins Children’s Center y llevado a cabo conjuntamente con la Universidad de Duke.

A pesar del pequeño número de pacientes en el estudio, 19, los resultados son alentadores y esclarecedores, dicen los investigadores, porque este es el primer estudio de inmunoterapia a la leche, por el sistema doble ciego y controlado con placebo. En el estudio, los investigadores compararon un grupo de niños que recibieron leche en polvo con un grupo de niños que recibieron placebo, idéntico en apariencia y con el sabor real de la leche en polvo. Ni los pacientes ni los investigadores sabían qué niño recibía cada uno de estos polvos, una rigurosa configuración de la investigación que reduce al mínimo la posibilidad de error y los prejuicios.

Las conclusiones del estudio se presentan en Internet, antes de que aparezcan en en Journal of Allergy & Clinical Immunology.

“Nuestros resultados sugieren que la inmunoterapia oral entrena gradualmente el sistema inmunológico para hacer caso omiso o tolerar mejor a los alérgenos de la leche que previamente causaron reacciones alérgicas”, dice el doctor Robert Wood, investigador senior del estudio y director de Alergia e Inmunología de Hopkins Children’s. “Aunque estos resultados son preliminares y requieren más estudio, sugieren que la inmunoterapia oral puede ser lo más cercano a un verdadero tratamiento de las alergias alimentarias.”

Actualmente, la gestión de la alergia alimentaria implica la completa evitación de los alimentos que la desencadenan, a la espera de que los niños puedan superar la alergia; o el tratamiento de las reacciones alérgicas cuando se produzcan. Esto último podría ser peligroso, dicen los investigadores, porque los alimentos más habituales son difíciles de evitar y algunas reacciones pueden ser graves e incluso pueden poner en peligro la vida.

En un informe publicado el 22 de octubre, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades estiman que las alergias a los alimentos están aumentando, con tres millones de niños en los Estados Unidos que tienen al menos una alergia a los alimentos, un incremento del 18% en diez años. La alergia a la leche es el tipo más frecuente de alergia alimentaria.

“Teniendo en cuenta que la calidad de vida de un niño con alergia a los alimentos es comparable a la calidad de vida de un niño con diabetes, necesitamos urgentemente terapias que vayan más allá de la estricta evitación de alimentos o esperar que el niño supere la alergia por sí mismo”, dice Wood.

Los investigadores siguieron las reacciones alérgicas más de cuatro meses entre los 19 niños con grave y persistente alergia a la leche, de 6 a 17 años de edad. De los 19 pacientes, 12 recibieron dosis progresivamente más elevadas de proteínas de la leche, y siete recibieron placebo. Al comienzo del estudio, los niños fueron capaces de tolerar, en promedio, sólo 40 mg (un cuarto de cucharadita) de leche.

Al final de los cuatro meses de estudio, a ambos grupos se les dio leche en polvo como un “desafío” para ver qué dosis causaba la reacción después del tratamiento. Los niños que habían venido recibiendo cada vez mayores dosis de proteínas de leche durante unos meses fueron capaces de tolerar una dosis mediana de 5,140 mg de leche sin tener una reacción alérgica o con síntomas leves, como picor de boca y molestias abdominales menores. Los que habían recibido el placebo seguían siendo incapaces de tolerar dosis superiores a los 40 mg de la leche en polvo sin tener una reacción alérgica. En el grupo que recibió la proteína láctea, la menor tolerancia fue de 2,540 mg y la más alta fue 8140 mg.

Pruebas de laboratorio mostraron que los niños que regularmente consumían leche tenían más anticuerpos a la leche en la sangre, sin embargo, fueron capaces de tolerar la leche mejor que los que tomaron el placebo. Los investigadores dicen, que la tolerancia en los niños tratados con leche ha seguido incrementándose con el tiempo, y recomendaron que estos niños sigan consumiendo leche diariamente para mantener su resistencia. Los investigadores advierten que no queda claro que los niños mantengan su tolerancia una vez que dejen de consumir leche regularmente. “Es muy posible que esta tolerancia se pierda una vez que el sistema inmunitario ya no esté expuesto al alérgeno a diario”, dice Wood.

El grupo de Hopkins está estudiando la inmunoterapia oral en niños con alergia al huevo a fin de determinar si cada vez mayores dosis de proteínas de huevo pueden ayudar a resolver sus alergias, y han comenzado recientemente otro estudio de inmunoterapia para la leche.

Wood hace hincapié en que los resultados requieren más investigación y aconseja a padres y cuidadores no intentar la inmunoterapia oral sin supervisión médica.

El texto es traducción de una nota de prensa del Johns Hopkins Children’s Center. Foto: luvi/Creative Commons

2 comentarios de “Leche para aliviar alergia a la leche

  1. Y yo soy intolerante a la leche, pero bueno, al menos la leche de soya si me viene bien, sobre todo cuando tengo mis casi semanales ‘ataques de alergia’. Arwww. Saludos.

  2. Hola KnxDT:

    Al menos parece que esta nueva línea de investigación ofrece esperanzas de mejoría para ti y otras personas.

    Gracias por participar y ya sabes, que si quieres compartir con nosotros tu experiencias de alérgico, te esperamos por aquí.

    Saludos

Los comentarios han sido cerrados.