Los niños obesos tienen más asma

Un nuevo estudio realizado en España viene a confirmar la relación entre la obesidad infantil y el asma.

El doctor Antonio Nieto, autor principal de esta investigación, realizada por el el Grupo de Investigación RETIC de alergia infantil del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Universitario La Fe de Valencia, explica que

Esta asociación se ha venido atribuyendo a un círculo vicioso de dificultad respiratoria, limitación para el ejercicio, vida sedentaria y ganancia de peso, y podría explicar casos de sobrepeso en niños con asma entre moderada y grave, con una significativa intolerancia al ejercicio físico.

Sin embargo, ello no justificaría la asociación de obesidad y asma leve. Así, estudios recientes sugieren que ambas patologías tienen un sustrato inflamatorio, que podría compartir las mismas citoquinas pro-inflamatorias.

Las citoquinas son la clave

El asma es una enfermedad inflamatoria crónica de las vías respiratorias. Esta inflamación se genera y mantiene por la acción de diferentes tipos de células y las citoquinas -unas proteínas- que segregan y liberan.

Por otro lado, el tejido adiposo -también llamado tejido graso- actúa como órgano secretor encargado de regular el apetito, regular el metabolismo óseo y el gasto energético, modular el aparato reproductivo, interacciona con la inmunidad, y tiene un papel regulador en la inflamación, a través de la secreción de citoquinas.

La hipótesis del equipo del doctor Nieto es que los chicos obesos con asma pueden tener niveles de citoquinas más altos que los niños que solo tienen asma o solo son obesos.

Por eso, al controlar la obesidad se controlaría el asma y al contrario, al controlar el asma se controlaría la obesidad.

Y al tratar al mismo tiempo asma y obesidad, los resultados del tratamiento serían mejores.

Para comprobarlo, estudiaron a niños asmáticos con obesidad (17 pacientes), niños asmáticos sin obesidad (8 pacientes) y niños obesos sin asma (17 pacientes).

El grupo de investigación comprobó que existe cierta tendencia a que los niveles de todas las interleuquinas (un tipo de citoquinas) son más altos en los niños obesos que padecen asma.

Enfermedades alérgicas y obesidad infantil

Las enfermedades alérgicas están aumentando de manera continuada en las sociedades industrializadas, hasta el punto que se han convertido en el grupo de enfermedades crónicas más frecuente en la infancia. En La Fe se diagnosticaron, en 2009, 6.000 casos de asma infantil.

En España, el 10% de los niños menos de quince años tiene asma, según el estudio internacional ISAAC.

Por otra parte, la obesidad infantil también se ha triplicado en los últimos años, y se está convirtiendo en una epidemia del siglo XXI.

Se estima que un 14% de los niños son obesos y un 26% tiene sobrepeso.

El asma y la obesidad han crecido paralelamente.

Fuente: Generalitat Valenciana. Foto: J.D. Trout/Creative Commons.