Manzanas durante el embarazo para prevenir el asma infantil

manzanaHay un dicho inglés que afirma que una manzana al día mantiene alejado al médico. Un estudio reciente parece darle la razón: los hijos de madres que comen manzanas durante el embarazo tienen menor riesgo de padecer asma.

Además, las madres que consumen pescado durante el embarazo podrían reducir el riesgo de que el niño desarrolle eccemas. El eccema es una afección alérgica que hace que la piel se seque y pique. Es más común en los bebés y los niños y a veces se le llama dermatitis atópica.

Investigadores holandeses hicieron un seguimiento a 1.253 niños entre el nacimiento y los cinco años. Las mujeres que consumieron más de cuatro manzanas a la semana, tuvieron niños con menos probabilidades, un 37%, de respiración sibilante que aquellos cuyas madres habían consumido menos manzanas durante el embarazo.

Además, los hijos de las amantes de las manzanas tenían menos probabilidades, un 46%, de síntomas de asma y menos probabilidades de asma, un 53%, confirmada por el médico que aquellos cuyas madres evitaron la fruta.

Todavía no hay una explicación científica para este efecto protector de las manzanas pero todo parece indicar que se trata de un alimento muy recomendable durante el embarazo.

El estudio, publicado en la revista Thorax, descubrió que los hijos de las mujeres que durante el embarazo consumieron pescado una vez a la semana, tenían menos posibilidades de tener eccema, un 43%, que los de las mujeres que nunca comieron pescado.