Medición automática del polen

Estación automática para medir el polenPara medir el polen, hay que tomar muestras y estudiarlas bajo el microscopio; un sistema que requiere tiempo y personal especializado.

Para acelerar este proceso y conseguir que los pronósticos de niveles de polen sean más fiables -lo que ayudaría a mejorar la vida de los que padecemos alergia al polen- en Alemania han desarrollado unas estaciones automáticas de medición del polen.

Estas estaciones absorben aire, separan el polen, lo limpian de impurezas y lo depositan sobre una delgada lámina de cristal impregnada de gel.

Luego, un microscopio óptico toma automáticamente fotos de los granos de polen. Sin embargo, estas imágenes no permiten diferenciar los diferentes tipos de polen ya que todos se ven como círculos.

Para poder determinar correctamente a qué especie pertenece cada grano, el sistema analiza hasta 70 capas diferentes, ajustando automáticamente su foco, y formando imágenes en tres dimensiones.

Al cabo de una o dos horas, envía automáticamente los datos al Servicio Meteorológico Alemán, que ha encargado quince estaciones como la de la foto.

Fuente: Fraunhofer-Gesellschaft.