Microbios que previenen la alergia y moho que provoca asma

Viven con nosotros: el polvo de nuestros hogares contiene hasta mil especies diferentes  de microbios, con decenas de millones de células bacterianas en cada gramo. ¡Y sólo hablamos de los que se pueden cultivar en el laboratorio!

La doctora Helena Rintala, del Instituto Nacional de Salud y Bienestar de Finlandia, explicó en la reunión de otoño de la Society for General Microbiology cómo compartimos nuestra vida y nuestros espacios de trabajo con millones de microbios, algo que no es necesariamente malo.

Los microbios son parte de nuestro ambiente normal y pueden ser beneficiosos o perjudiciales para nuestra salud.

La exposición a los microbios en la infancia puede prevenir el desarrollo de alergias. Pero, el crecimiento de moho puede aumentar el riesgo de asma.

Los microbios prosperan en superficies que pueden estar ocasionalmente húmedas o mojadas, por ejemplo en la cocina y el baño. Pero si una casa permanece húmeda, puede haber un mayor número de microbios.

Estos microbios, sus esporas y las moléculas que segregan puede ser liberados en el aire y, si se inhalan, pueden provocar problemas de salud explicó Rintala.

Por eso, es tan importante estudiar a los microbios que viven en nuestros hogares.

Pasamos el 90% de nuestro tiempo en interiores y respiramos el aire que allí se encuentra con todos sus componentes, por eso es importante conocer si estos ambientes son saludables y si es seguro respirar en ellos.

Y eso es lo que la doctora Rintala y su equipo están haciendo: estudiar la calidad del aire de los hogares y lugares de trabajo, empleando nuevos métodos basados en el ADN que ofrecen resultados rápidos y permiten enfrentarse a los problemas de manera más ágil.

Fuente: Society for General Microbiology. Foto: Infrogmation/Creative Commons.