Modelos virtuales de pulmones para personalizar tratamientos de asma

inhaladorInvestigadores y expertos industriales europeos se han unido para crear una herramienta pionera que contribuirá a personalizar el tratamiento del asma y la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

El proyecto europeo, conocido como AirPROM o Predicción de resultados de enfermedades de la vías aéreas mediante modelización computacional específica para cada paciente, ya está en marcha, tendrá una duración de cinco años y cuenta con una financiación de 11,7 millones de euros.

AirPROM desarrollará modelos virtuales y físicos de las vías respiratorias que ayuden a predecir cómo reaccionarán los enfermos a los diferentes tratamientos.

Tratamientos a medida

Las personas que padecen de asma y EPOC suelen tener las vías respiratorias obstruidas, dañadas o inflamadas, lo que dificulta su respiración.

Pero los métodos actuales para detectar y tratar estas enfermedades no tienen en cuenta las diferencias individuales en las vías respiratorias que hacen que cada persona sea única.

Y esto provoca que los enfermos no siempre reciban el mejor de los tratamientos.

El equipo de investigación AirPROM -en el que participa la Fundació Privada Parc Cientific de Barcelona- creará un modelo virtual de las células de las vías respiratorias y un modelo físico de las vías aéreas, para evaluar cómo discurren los flujos de aire a través de los pulmones y por qué se obstruyen en personas con asma y EPOC.

Usando modelos únicos, datos de capacidad pulmonar y tomografías computarizadas, los científicos podrán probar nuevas terapias, que les permitirán determinar tratamientos a medida para cada persona.

Predecir la evolución de la enfermedad

Esta información será usada en el futuro para generar una amplia base de datos que será capaz de vincular las diferentes características de las vías aéreas con tratamientos específicos, lo que a su vez ayudará a los profesionales de la salud a ofrecer tratamientos personalizados para las personas con asma o EPOC.

Estas herramientas permitirán, además, predecir la evolución de estas enfermedades.

Breda Flood, asmática y miembro de la junta directiva de la Federación Europea de Asociaciones de Pacientes de Alergia y Enfermedades Respiratorias, explicó:

Este nuevo modelo nos ayudará a visualizar la actividad de nuestros pulmones y a ver cómo nuestra enfermedad afecta nuestra respiración. Al conocer mejor cómo funcionarán los tratamientos específicos, los pacientes entenderán mejor cómo controlar su enfermedad.

Fuente: Universidad de Leicester.