Niña de dos años salva a su madre de una grave reacción alérgica

Isabelle Keeling es una niña precoz: con solo dos años llamó al teléfono de emergencias cuando su madre, Joanne, sufrió una grave reacción alérgica al látex en su casa de Bournemouth, Inglaterra.

La niña había visto por la tele, un día antes, un programa infantil que enseñaba cómo llamar al teléfono de emergencias.

Isabelle supo aplicar lo que había aprendido cuando su madre se desvaneció debido a una reacción alérgica, a pesar de haberse inyectado adrenalina.

Joanne recuerda que oyó hablar por teléfono a su hija, pero pensó que había usado el botón de rellamada.

Sin embargo, Isabelle estaba hablando con el teléfono de emergencias y supo darles su nombre, dirección y teléfono.

Desde luego, el caso de Isabelle es excepcional, pero demuestra la importancia de formar a la población para enfrentarse a emergencias.

En el vídeo, en inglés, podéis ver a las protagonistas de esta asombrosa historia.

Fuente: PA y Mirror.