Niños que nadan en piscinas cerradas tendrían mayor riesgo de asma

Niño nadandoLos niños que nadan frecuentemente en piscinas con presencia de cloro tendrían mayor riego de padecer asma, según un estudio reciente.

La investigación llevada a cabo con niños de entre seis y doce años por el Dr. Tony Ryan y sus colegas en el Departamento de Pediatría del University College Cork encontró una asociación significativa entre el número de años que un niño ha dedicado a la natación y la probabilidad de que presentara sibilancias en el último año.

Los investigadores encontraron que cuantos más años un niño hubiera nadado en una piscina cubierta y con presencia de cloro, más posibilidades tendría de tener asma.

Los científicos explican que el cloro y sus subproductos usados en la higiene de las piscinas al combinarse con sustancias orgánicas -como sudor u orina- producen una mezcla nociva y que la exposición crónica a ella podría derivar en asma.

Fuente: Irish Medical Journal. Foto: Roslan Tangah (aka Rasso)/Creative Commons.