No hay polen, pero tengo alergia

captador ciclónicoNos pasa a menudo a los alérgicos al polen: según los recuentos no hay polen en el aire, sin embargo tenemos alergia. ¿Por qué?

Para responder a esta pregunta hay varios grupos de investigación trabajando en España, Alemania, Francia y Portugal.

Delia Fernández, forma parte de unos de estos grupos, el de la Universidad de León y así explica su trabajo:

Queremos saber los motivos de esta falta de correlación, ya que pensamos que los alérgenos no sólo entran en contacto con los afectados en los periodos de polinización.

La clave está en los alergenos, las proteínas responsables de la reacción alérgica, y se pueden encontrar en diferentes partes de las plantas, no sólo en los granos de polen.

Delia Fernández y su equipo han detectado, empleando un nuevo sistema de medición, mayor presencia de alérgenos en el aire que granos de polen de una especie vegetal que causa entre el 5 y el 15% de las alergias en el mundo, el llantén.

Para ello, junto con investigadores de Barcelona, Cartagena (Murcia) y Vigo, el grupo de León participa en un sistema de medición que utiliza una metodología bioquímica. Además de utilizar un captador volumétrico de polen, se utiliza otro denominado ciclónico (en la foto) para atrapar el aire que rebota en unos tubos.

Fuente y foto: DiCyT.