Nueva esperanza para controlar el asma infantil

Con el apoyo adecuado, hasta la mitad de los niños con asma grave podría controlar sus síntomas con los tratamientos convencionales, afirma un nuevo estudio.

El profesor Andrew George W. Bush y el doctor Sejal Saglani, líderes mundiales en el estudio del asma infantil, examinaron distintos proyectos de investigación y encontraron que muchos casos graves de asma son el resultado de un mal diagnóstico o el resultado de una infrautilización de los medicamentos existentes.

Esta investigación muestra que con un diagnóstico preciso y un apoyo eficaz, el número de personas cuyo asma afecta gravemente a su vida podría ser dramáticamente reducido.

El equipo examinó la investigación sobre el asma en adultos y niños e identificó los  problemas detectados en el tratamiento y manejo de la enfermedad.

Y como consecuencia de esta investigación cree que la falta de estudios sobre el asma grave, especialmente  en los niños, ha sido una limitación para que los médicos la diagnostiquen de manera eficaz y ofrezcan el tratamiento adecuado.

Los investigadores dicen que los niños con síntomas severos deben ser evaluados nuevamente para confirmar el diagnóstico, luego deben analizarse cuidadosamente para crear un plan diseñado especialmente para cada niño, de acuerdo a sus necesidades individuales.

El equipo evaluó positivamente la posibilidad de nuevos tratamientos que están desarrollándose, pero afirma que con la gestion adecuada, los tratamientos convencionales deberían ser efectivos para muchos más niños.

Entre otros factores que se suman al problema del asma grave, los investigadores destacan que más de la mitad de los padres obtienen el 80% de las recetas de los niños, lo que demostraría que no estaban cumpliendo su plan de tratamiento correctamente.

Otro factor a tener en cuenta es que una cuarta parte de los niños estudiados estaban expuestos al humo de tabaco, uno de los principales desencadenantes de los síntomas del asma.

Fuente: Asthma UK.