Nuevos descubrimientos sobre un hongo causante de sinusitis y asma

Biólogos de la Universidad de Nottingham y del University College de Dublín han anunciado un importante avance en nuestra comprensión de la vida sexual de un hongo microscópico que es una de las principales causas de muerte en pacientes con inmunodeficiencia, y también una causa de asma grave.

El descubrimiento del ciclo sexual en el hongo patógeno Aspergillus fumigatus (en la imagen) es muy importante en la comprensión de la biología y la evolución de las especies y arrojará nueva luz sobre su capacidad para adaptarse a nuevos entornos y su resistencia a los fármacos antimicóticos.

Es de esperar que los resultados de esta investigación darán lugar a nuevas formas de control de esta enfermedad mortal y la mejora de los tratamientos para pacientes infectados con ella.

Descripto por primera vez hace 145 años, a este hongo asesino, hasta ahora, no se le conocía ciclo sexual y se estimaba que sólo se reproducía por esporas asexuales.

Sin embargo, los investigadores de la Escuela de Biología de la Universidad de Nottingham y del University College de Dublín, finalmente han sido capaces de inducir la reproducción sexual en este patógeno potencialmente letal mostrando, por primera vez, que A. fumigatus posee un ciclo reproductivo sexual plenamente funcional.

El doctor Paul Dyer es un experto en el desarrollo sexual y la variación de la población de hongos y co-autor de Descubrimiento de un ciclo sexual en el hongo patógeno oportunista Aspergillus fumigatus, publicado en la revista Nature del 30 de noviembre de 2008, declaró:

Este descubrimiento es importante por proporcionar tanto buenas como malas noticias. La mala noticia es que ahora sabemos que Aspergillus fumigatus puede reproducirse sexualmente, lo que significa que es más probable que se convierta en resistente a los fármacos antimicóticos en un período más corto, y que las esporas sexuales sobreviven mejor en condiciones ambientales adversas. La buena noticia es que podemos utilizar el recién descubierto ciclo sexual como una herramienta valiosa en experimentos de laboratorio para tratar de averiguar cómo el hongo causa la enfermedad y desencadena reacciones asmáticas. Una vez que entendamos las bases genéticas de la enfermedad, podremos elaborar métodos para controlar y superar al hongo.

Las esporas de A. fumigatus, que se alimenta de muertos o de materia orgánica en descomposición, están ampliamente distribuidas en la atmósfera. Se estima que cada persona inhala alrededor de 200 esporas por día. Estas esporas son normalmente eliminadas por la respuesta inmune innata. Sin embargo, este hongo se ha convertido en el más prevalente de los hongos patógenos en suspensión en el aire, debido a su capacidad para causar infecciones en huéspedes con un sistema inmune debilitado, con al menos un 50% de tasa de mortalidad en los seres humanos.

Un 4% de los pacientes en los modernos hospitales universitarios europeos tienen aspergilosis invasiva, que es la principal causa infecciosa de muerte en los pacientes con leucemia y trasplantados de médula ósea. El hongo también está asociado con asma grave y sinusitis.

Fuente: Universidad de Nottingham.