Ozono y nicotina, pésima combinación para el asma

Usar ozono para purificar el aire y eliminar el olor del tabaco parece ser una muy mala idea, según acaba de demostrar un estudio recién publicado.

En algunos hoteles y también en hogares se emplean purificadores de aire que usan ozono para eliminar olores.

Además, el ozono se encuentra en el ambiente en concentraciones que varían según el tiempo y la contaminación.

En el Laboratorio Nacional Lawrence Berkeley de los Estados Unidos estudiaron la interacción entre el ozono y la nicotina, empleando su Fuente de Luz Avanzada y comprobaron que la nicotina que hay en el llamado humo de segunda mano se combina con el ozono formando partículas ultrafinas que constituyen una amenaza mayor que la propia nicotina para los asmáticos.

La razón es que estas partículas ultrafinas tiene la capacidad de transportar y almacenar en las zonas profundas del sistema respiratorio sustancias químicas potencialmente peligrosos.

Los resultados de este estudio se publicaron en Atmospheric Environment.

2 comentarios de “Ozono y nicotina, pésima combinación para el asma

Los comentarios han sido cerrados.