Pese a las alergias, la OMS sigue recomendando la vacuna contra la gripe A

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue recomendando la vacunación contra la gripe a (H1N1) a pesar de los graves casos de alergia registrados.

En Canadá, un lote de vacunas producida por la empresa GlaxoSmithKline provocó seis casos de alergia graves, por lo que fue retirado al considerar la Agencia de Salud Pública nacional que eran demasiados.

Lo habitual sería que hubiera menos de un caso de alergias severa por cada 100.000 personas vacunadas.

Pero, ha habido 36 casos de alergias graves entre los 6.600.000 personas vacunadas.

Según la OMS:

Tal como se había previsto, los efectos secundarios más frecuentes consisten en la aparición de tumefacción, enrojecimiento o dolor en el punto de inyección, problemas que por lo general desaparecen espontáneamente poco después de la vacunación.

También se ha informado, aunque con menor frecuencia, de la aparición de fiebre, cefalea, cansancio y dolores musculares poco después de la administración de la vacuna. Estos síntomas también desaparecen espontáneamente, generalmente en el término de 48 horas. Se han observado además diversas reacciones alérgicas, pero su frecuencia entran dentro de lo previsible.

Síndrome de Guillain-Barré

Hasta la fecha se han notificado menos de una decena de presuntos casos de síndrome de Guillain-Barré entre personas que han recibido la vacuna. Estas cifras coinciden con la incidencia basal habitual de esa enfermedad, según un estudio reciente. No obstante, se están investigando esos casos para determinar si se trata de eventos fortuitos o están relacionados con la vacunación.

Desde que comenzó la campaña de vacunación no se ha notificado a la OMS ningún caso mortal entre los pacientes con síndrome de Guillain-Barré presunto o confirmado. Todos los enfermos se han recuperado. La OMS recomienda que se realice un seguimiento activo continuo de los pacientes que presenten ese síndrome.

Investigación de las muertes

Se ha registrado un reducido número de muertes en la población vacunada. Todas esas defunciones, notificadas a la OMS, han sido investigadas sin dilación. Aunque algunas de esas investigaciones siguen su curso, los resultados de las ya concluidas notificados a la OMS permiten descartar cualquier relación directa entre la vacuna antipandémica y el fallecimiento.

En China, por ejemplo, donde se han administrado más de 11 millones de dosis de vacuna antipandémica, las autoridades sanitarias han informado a la OMS de 15 casos de efectos secundarios graves y dos defunciones que se produjeron después de la vacunación. Tras investigar a fondo esas defunciones, incluido el estudio del resultado de las autopsias, se determinó que se debieron a problemas médicos subyacentes, no a la vacuna.

Recuerda que hay medidas muy sencillas que previenen el contagio de la gripe, como lavarse corectamente las manos.

Fuentes: OMS y El Periódico.