Piscinas más saludables sin cloro

Piscina

A menudo hablamos de las piscinas porque si bien nadar es muy bueno para los asmáticos, las piscinas con mucho cloro aumentan el riesgo de asma y alergia e incluso podrían provocar alteraciones genéticas. Hoy volvemos a tocar el tema, porque una investigación, realizada por científicos de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB), demuestra que que usar dióxido de carbono (CO2) en lugar de cloro reduce la emisión de tóxicos.

El objetivo de la investigación era evitar el riesgo de escapes de gases tóxicos, lo que efectivamente se consigue usando CO2.

Pero además el uso de CO2 reduce la formación de cloramina, una sustancia capaz de dañar el epitelio de los pulmones y desencadenar el asma en algunos niños.

Porque la cloramina y otras sustancias se producen al mezclarse el agua, con el cloro y sustancias orgánicas como la saliva, el sudor y la orina.

El CO2 ofrece también ventajas ambientales porque reduce la emisión de gases de efecto invernadero de las piscinas cerradas, ayudando así a luchar contra el calentamiento global y el cambio climático.

Fuente: Sinc.

Un comentario de “Piscinas más saludables sin cloro

  1. En Gijón llevamos utilizando (en una piscina olímpica otra de 25 y una infantil además de desinfección ultravioleta bajando los niveles de cloro libre a 0,4 ppm y el combinado 0,1 ppm) el co2 desde hace un año y con resultados excelentes.

Los comentarios han sido cerrados.