Polvo de celulosa para aliviar la alergia al polen

Granos de polen junto a una cerilla.

Desde hace tiempo se usa el polvo de celulosa para aliviar la alergia al polen, sin embargo faltaban evidencias científicas acerca de su eficacia. Pero ahora una investigación realizada por científicos de la Academia Sahlgrenska y el Departamento de Ciencias Vegetales y Ambientales de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, ha demostrado que el polvo de celulosa reduce los síntomas de la rinitis alérgica estacional en niños, sin ningún efecto adverso.

En este estudio, publicado en Pediatric Allergy and Immunology y realizado en en el Hospital Infantil Reina Silvia en Gotemburgo durante la temporada de polen de abedul en la primavera de 2009, participaron 53 chicos alérgicos de 8 a 18 años.

Durante un mes todos ellos tomaron antihistamínicos y algunos recibieron también polvo de celulosa tres veces al día y otros placebo.

Así los investigadores comprobaron que el polvo de celulosa redujo significativamente los síntomas de alergia al polen, especialmente cuando los niveles eran bajos o moderados, sin producir efectos secundarios adversos.

El polvo de celulosa se obtiene de los pinos y al usarlo forma una barrera que protege a la mucosa de la nariz. Desde hace años se comercializa en distintos países bajo diferentes nombres comerciales, como  Nasaleze, Care Allergy Defence, Nasal Ease o Fluirespira Alergia.

Foto: Waugsberg/Creative Commons.