Predicciones de polen más fiables

Granos de polen al microscopio electrónico

La predicciones actuables se basan en el recuento de granos de polen por metro cúbico de aire, pero en el futuro la personas que sufrimos de alergia al polen podremos contar con un sistema más fiable.

Nuevas investigaciones indican que la información polínica basada en la concentración atmosférica de alérgenos -es decir las sustancias que desencadenan la alergia- mejorará la calidad de la información.

Varios estudios realizados en España comprobaron que medir los alérgenos de los pólenes de gramíneas y olivo ofrece una asociación más estrecha con los síntomas de la alergia que limitarse a recontar granos de polen.

El recuento de granos de polen, que usamos en la actualidad, y la asociación con síntomas de alergia es de un 62% para gramíneas y un 70% para olivo.

Pero la medición de alérgenos y su asociación con los síntomas es mejor: un 76% para gramíneas y un 80% para olivo.

La diferencia entre estos dos métodos de medida es más acusada en condiciones de lluvia o humedad, fenómenos que producen un efecto de limpieza de los granos de polen, descendiendo a niveles muy bajos. Por el contrario, los alérgenos aún permanecen en la atmósfera, justificando la percepción y manifestaciones de muchos pacientes, que se quejan de que, a pesar del tiempo húmedo y los bajos niveles de granos de polen, la evolución de sus síntomas no siempre mejora, explica el doctor Francisco Feo Brito, coordinador del Comité de Aerobiología de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC).

Por el momento, tendremos que conformarnos con los sistemas de recuento de granos de polen ya que la medición de alérgenos solo está disponible para investigación, aunque quizá en el futuro sistemas automatizados de medición de alérgenos podrían facilitar información pública, empleando una metodología similar a la usada para algunos contaminantes del aire.